ERRORES EN EL CEPILLADO.

El hecho de cepillarnos los dientes es un hábito tan asiduo que pocas veces pensamos en ello.¿Tienes el cepillo de dientes adecuado? Piensa en el tamaño de tu boca. Si tienes problemas para abrir la boca lo suficiente para poder mover tu cepillo, puede que sea del tamaño equivocado. Tiene que ser cómodo de utilizar para que no tengas ningún problema al usarlo regularmente. Las cerdas de tu cepillo. Si son demasiado duras, pueden hacerte daño en las encías. Las organizaciones internacionales recomiendan un cepillo suave.

 ¿CEPILLO Eléctrico o manual? En la mayoría de ocasiones, se trata de una preferencia individual. No es tan importante el cepillo como el cepillado en sí. Los cepillos eléctricos pueden hacer un gran trabajar, sobre todo te pueden facilitar la tarea si sufres de artritis u otros problemas con tus manos, brazos u hombros. Si tienes dificultades con el manual, un eléctrico te puede traer muy buenos resultados.

¿Te cepillas los dientes lo suficiente? Se recomienda hacerlo dos veces al día, aunque tres será siempre mejor.

Intenta que el proceso se alargue durante al menos dos minutos. La mayoría de gente lo hace y eso es muy positivo. Una buena idea es dividir tu boca por secciones . 

Si estás demasiado sin cepillarte , la placa se puede acumular y aumentar las posibilidades de dolor en las encías y otros problemas derivados. 

“”Ojo”””. Un exceso podría desgastar el esmalte de nuestra dentadura  y dañar las encías. Os cuento esto,pues se nos han dado casos,que han sido el otro extremo.

Además, no hay que realizarlo muy fuerte, si no que se trata de un movimiento suave y ligero.

Los cepillos eléctricos pueden ayudar en este sentido, pues dejamos que las cerdas hagan todo el trabajo y nosotros solo tenemos que guiar el cepillo. 

¿Lo estás haciendo correctamente? Si lo haces a base de golpes o un cepillado de lado a lado, puedes causar rasguños en las encías. Coloca tu cepillo en un ángulo de 45 grados con respecto a las encías y haz un movimiento circular o de arriba abajo.

Cepilla la superficie externa e interna, las muelas traseras y la lengua. No te olvides de esas áreas más difíciles de acceder. Si no eres cuidadoso, se te puede acumular placa en la boca y provocar enfermedades dentarias.

Las bebidas energéticas, los refrescos de dieta, los caramelos ácidos e incluso cosas saludables como el zumo o el café tienen ácido que puede dañar el esmalte dental.

Si has consumido algún alimento de este tipo, es aconsejable esperar una media hora antes de cepillarte los dientes. El raspado junto con el ácido de la boca podría ser la combinación perfecta para el desgaste de tu esmalte.

¿Enjuagas siempre tu cepillo? Deberías.

Los gérmenes de nuestra boca pueden traspasarse al cepillo y permanecer allí si no lo enjuagamos bien después del cepillado. Así también te librarás de pasta de dientes sobrante que puede endurecer las cerdas.

Nunca debes utilizar productos como desinfectantes para limpiar tu cepillo de dientes. Simplemente enjuágalo un poco y déjalo secar.

La gran mayoría de personas guarda su cepillo en el baño, pero no es precisamente el lugar más limpio de la casa. Intenta dejarlo siempre en un soporte y no apoyado en cualquier repisa, esto podría exponerlo a más gérmenes. Intenta que los cepillos no se toquen entre sí. Deja secar el cepillo con el aire y no utilices una capucha totalmente cerrada. Las bacterias pueden reproducirse si están en un ambiente húmedo.

 ¿Cuánto tiempo tiene tu cepillo? Todas las organizaciones de la salud recomiendan cambiarlo cada tres o cuatro meses. Déjate guiar por las cerdas. Una vez que pierden flexibilidad y empiecen a resquebrajarse, puedes cambiarlo. Unas cerdas deshilachadas o rotas pueden perjudicarte más que limpiarte.

 

Prepara tu propio blanqueamiento dental casero.

Otros metodos mas naturales.

LAS FRESAS :Puede crear una suave crema. Después, aplica esa crema con el dedo o con un cepillo de dientes de manera muy suave. Realiza este proceso durante varios minutos. Al acabar, cepíllate los dientes con pasta dentífrica normal.

EL PLATANO:  Este consejo es muy simple pero eficaz. Lo que debes hacer es coger un pedazo de piel de plátano y restregarlo por tus dientes con un movimiento circular. Haz esto todos los días durante dos semanas y verás una clara mejoría en tus dientes.

EL AGUA: Beber agua, sobre todo tras las comidas, te ayudará a tener unos dientes blancos y una boca sana.

LAS ESPINACAS: Aunque puede no ser muy agradable comer espinacas crudas para algunas personas, te puede ayudar a eliminar manchas de los dientes. Es un excelente apoyo para blanquear tus dientes.

 LA SALVIA: Frotar hojas de salvia en tus dientes los limpiará, eliminará las manchas y hará que tu aliento huela genial. No obstante, ten cuidado de no frotar las hojas en tus labios, pues puedes hacer que obtengan un tono rojizo.

 

REVISION = PREVENCIÓN..(vd y su familia,nos importan ).

¿PORQUE OFRECEMOS LAS REVISIONES GRATUITAS?

-Para que Vds. posean una salud bucodental idónea y no le provoque otro tipo de enfermedades.

¿QUE SE PUEDE CONSEGUIR CON LAS REVISIONES?

Algo tan importante como detectar a tiempo cualquier problema cardiaco observando sus encias, así como otras tales como la diabetes.

Pues las  patologías de las encías en el organismo cardiovascular, pueden producir una inflamación sistémica a partir de las bacterias que pasan a la sangre desde las encías.
Y  si se actúa con precocidad para prevenir enfermedades periodontales y se tratan, se puede llegar a prevenir las patololgias cardiacas.
Por esto nuestra intención es hacerles ver la importancia  de ellas. Y sobre todo en paciente con cardiopatias.Para que no se subestime el riego de patologías derivadas y el coste de los tratamientos.

ODONTOFOBIA:

 EL MIEDO AL DENTISTA Y LA CRISIS, perjudican  LOS DIENTES.

Las dificultades económicas son una de las principales razones para dejar a un lado la consulta al odontólogo. Hay estudios, que nos colocan en la cola en cuanto a visitas al dentista. Y lo peor de esto es que cuanto más se deja avanzar la enfermedad periodontal, más cara es la factura orgánica y económica

Y si nos paramos a pensar, es cierto, pues la salud bucal nunca ha sido una prioridad para la población y ahora, claramente, vemos como estas  han disminuido  mas y de forma drástica.

Además,  la actual coyuntura económica supone un retroceso en la adopción de medidas preventivas, así como un retraso o abandono, en todos los tratamientos dentales.
Por esto, nos vemos obligados a informarles que estas medidas tiene graves repercusiones para la salud oral: pues los tratamientos son más sencillos y exitosos en las fase iniciales de la enfermedad, siendo el diagnóstico precoz importantísimo; por el contrario, cuanto más se retrasa el tratamiento, más avanza la enfermedad, más complejo es el tratamiento y más severas las consecuencias. Una boca «enferma»  puede provocar problemas de malnutrición y déficits alimentarios, e incluso pueden llegar a  derivar en una anemia.

Apostamos  por las consultas y las revisiones semestrales, QUE YA LAS TIENE Vd. GRATUITAS CON NOSOTROS, porque lo que ahora se soluciona con un tratamiento que pueda rondar los 100 euros, O MENOS, a largo plazo puede suponer la pérdida de piezas dentales y la necesidad de la colocación de implantes, O similares. Algo que empieza a elevar los costes. «Una enfermedad leve se controla mejor al inicio y los costes son siempre menores», Algunas medidas básicas de higiene bucodental pueden ahorrar muchos costes y evitar problemas de salud posteriores. «Si conseguimos cepillarnos los dientes dos veces al día mínimo, y utilizar seda dental o cepillitos interdentales, nuestro nivel de enfermedad bajará muchísimo. Así se prevendrán enfermedades como las de las encías, que suponen la presencia de gran cantidad de bacterias dentro de la boca, y eso aumenta el nivel de inflamación.

Al menos una vez al año, y si se puede, o  cada seis meses, deberíamos acudir al dentista para que evalúe la situación, para que detecte si hay algún problema y solucionarlo rápidamente, y para conseguir así mantener nuestra salud a medio y largo plazo.

Pues las enfermedades periodontales son patologías que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen a los dientes. «Son patologías infecciosas, causadas por bacterias. Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales: gingivitis (inflamación superficial) y periodontitis (destrucción más profunda de los tejidos periodontales). La prevalencia de estas enfermedades la convierte en la patología más frecuente en el ser humano, junto con la caries dental.

Además, podemos hablar de un aumento de los casos de bruxismo, o sea del hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin ningún objetivo masticatorio. Este incremento se debe sobre todo al estrés y la ansiedad de situación enmarcadas en la crisis económica. Las causas del bruxismo son multifactoriales pero parecen estar relacionadas con estados de ansiedad, estrés o tensión entre otras causas. Toda aquella situación de angustia o tensión producida por la crisis económica actual que favorezca estos estados ayudará a iniciar o agravar este hábito involuntario de apretamiento o rechinamiento.

También con la prevención se podría prevenir la gingivitis y  la  periodontitis. En lo relativo a cáncer oral, tiene una continua y permanente lucha contra esta enfermedad que, a pesar de ser relativamente fácil de detectar y tratar en sus primeros estadios, se convierte en una enfermedad mortal en la mayoría de los casos cuando su detección se realiza tarde. Por este motivo, uno de nuestros objetivos es prevenir su desarrollo, gracias a la detección precoz, evitando que pueda alcanzar niveles en los cuales el tratamiento tenga que ser excesivamente agresivo.

¿ COMO COMBATIR EL MAL ALIENTO ?

Alrededor de un 30% de la población adulta padece o ha padecido halitosis en alguna ocasión.

Los orígenes de este desagradable olor que emana de la cavidad bucal son múltiples, pero todos provocan un mismo resultado: una incómoda sensación tanto para el que la padece, como para quienes rodean al afectado.

La halitosis es una condición relativamente frecuente que puede llegar a afectar a la vida diaria, relaciones sociales, afectivas y profesionales de los individuos que la padecen, incluso  puede repercutir también en la salud mental de quien sufre la patología.

Qué la provoca

Existen hábitos poco saludables como fumar o la ingesta de alcohol que se relacionan con este fenómeno. Aunque también una higiene bucal deficiente e incluso una manifestación de otras enfermedades pueden tener el maloliente síntoma como resultado. 

En realidad son unos gases de la cavidad bucal  los responsables del hedor.Los productos malolientes resultan de la fermentación bacteriana de proteínas, péptidos ,etc… encontradas en la saliva.

Pero existen colectivos más propensos a padecer el mal aliento,(las embarazadas) son el conjunto que más reconoce verse afectado por esta afección ,cualquier persona puede verse afectada.

La buena noticia es que la halitosis oral puede prevenirse. “Es fundamental que los pacientes mantengan la cavidad oral en estado de salud y, en especial, que sus encías se encuentren sanas”,punto uno.

Y punto  dos seria -una higiene bucal adecuada, además del cepillado, la limpieza con seda o cepillos interdentales. “Muy importante, que incluyan medidas de higiene lingual con raspadores linguales, especialmente diseñados para tal fin”.

Incluso hay un estudio que demostró que el uso de los rascadores de lengua eran más eficaces que los cepillos de dientes, en una proporción pequeña pero estadísticamente significantes para reducir los niveles de estos gases volátiles.Con esto no queremos decir que abandoneis el cepillado,sino que lo apoyeis como coadyuvante/ayuda.   Para evitar este problema os aconsejamos omitir todos los hábitos de poco salusadables para rehuir la sensación de boca maloliente. Y entre  otras recomendaciones evitar el fumar y beber alcohol (o por los menos hacerlo con moderación).

 Asimismo se recomienda no permanecer muchas horas sin ingerir alimentos ni bebidas no azucaradas, consumir grasas con moderación e incrementar el consumo de verduras crudas, que ayudan a proteger las encías.

RESUMIENDO:

-higiene bucal adecuada,(cepillo,raspadores linguales,hilo).

-alimentacion apropiada,según os hemos indicado.

-controles y visitas al dentista.

TERCEROS MOLARES/muela de juicio.

Las muelas del juicio, en proceso de desaparición

Según estudios se  auguran su final por causas evolutivas, ya que son un vestigio de nuestros antepasados que los necesitaban para triturar los alimentos crudos.

Estas piezas dentales pueden erupcionar de los 16 a los 26 años. Son los terceros molares y, con frecuencia, el maxilar no dispone de espacio suficiente para albergarlos, en algunos casos ,por lo que habria que  proceder a extraerlos para que no se produzca un apiñamiento de los dientes.

La alimentación actual resta utilidad a las muelas del juicio que, además, suelen sufrir caries con mayor rapidez al situarse al final de la dentadura superior e inferior, lo que dificulta su higiene diaria.

Por ello,  insistimos en la necesidad de limpiar estas piezas con especial cuidado, para evitar caries y otras infecciones.

En el caso de los adolescentes, es importante que acudan al dentista si creen que estas piezas les están saliendo, para que el profesional pueda valorar la necesidad o no de extraerlas.

En ocasiones, si no disponen de espacio necesario, estas piezas dentales erupcionan torcidas o quedan retenidas bajo el tejido gingival, lo que puede producir dolor e hinchazón en la zona.

Maxilares menos desarrollados

Nuestros antepasados, hace más de un millón de años, poseían maxilares muy desarrollados, por lo que podían albergar sin problema estos terceros molares. Con la evolución, los rasgos faciales del hombre han tendido a suavizarse, por lo que con frecuencia las muelas del juicio no encuentran espacio para desarrollarse.

Los síntomas de la erupción de estas piezas dentales son variopintos, ya que pueden producir dolor e hinchazón, pero las molestias pueden extenderse al oído, la cabeza, el ojo, la mandíbula o la garganta.Es muy importante no recurrir a la automedicación para paliar los síntomas y acudir al dentista para que se le recete el tratamiento adecuado y realice el seguimiento de cada caso, que incluirá la valoración de la necesidad de extraerlas o no .Y si ya han erupcionado y se encuentran sanas,insistimos que hay que extremar la higiene de las mismas y asegurarse de que el cepillado llega hasta estas últimas piezas.

CUESTIONARIO DE CALIDAD.(dado por ntra.mutuas)

Para nosotros es importante haceros partícipes de los resultados del control de calidad ,en este caso ,al cual somos permanentemente sometidos.

Y con ello,vemos que lo hacemos bien,tanto con pacientes particulares como con los asociados a las diferentes mutuas.

Pues vds. son pacientes , NO CLIENTES,y estamos en disposición de seguir creciendo en trato ,consideración y respeto hacia vds.

LO QUE NO QUEREMOS PARA NOSOTROS,TAMPOCO LO QUEREMOS PARA VDS.

Por esto:

MARCAMOS LA DIFERENCIA .

 

SELFIE y la SALUD DENTAL

Nuestra vida está llena de pequeñas rutinas que nos permiten poder concentrarnos en las cosas  importantes de cada día, y sin embargo, algunas de estas rutinas no son tan beneficiosas como deberian ser .Quizás las rutinas diarias del lavado de dientes que tienen la mayoría de personas no es la más adecuada. ¿Y cómo podemos solucionar este inconveniente? ¡ Ejercitando a nuestro cerebro!.

Nuestro cerebro está normalmente preparado para realizar algunas actividades casi de forma inconsciente, por ejemplo el hecho de bañarnos/lavarnos la cara cada mañana antes de ir al trabajo. Este proceso podría sonarnos muy simple y conveniente, sin embargo, a veces el no hacer estos actos correctamente influye en nuestra salud dental.

Entonces, aunque nos lavemos los dientes, si no lo hacemos de forma regular, si el lavado no dura de promedio 2 minutos, si estamos tomando demasiados líquidos azucarados o si simplemente nunca utilizas hilo dental, la razón principal puede ser la falta de adiestramiento a nuestro cerebro.

Y esto pasa porque nuestro cerebro prioriza las actividades más urgentes.

Entonces, ¿cómo engañar al cerebro para que le dé la importancia indicada a nuestra rutina de limpieza dental?

Creando un nuevo proceso mental

La neurociencia nos dice que los hábitos se componen de 3 partes; la indicación, la rutina y la recompensa. La primera indica el hecho de estar haciendo algo, la segunda, lo que se está haciendo y la tercera es por qué lo hacemos.

Por ejemplo, en la acción de evadir tu limpieza dental nocturna, la indicación  sería que quieres dormir, la rutina es que te colocas el pijama y la recompensa, sería pasar más tiempo en la cama y dormirte más pronto.

Entonces, la forma más efectiva de cambiar una rutina, es mantener la recompensa cambiando los hechos previos. Así que si en este caso en particular lo que queremos es incrementar el tiempo que empleamos para el cepillado dental y el buen uso del hilo dental,

 ¿Cómo lo hacemos?.

1.Más recompensas

Ponernos una meta,-cúal ?-  ver que si seguimos así sucesivamente lograremos que con los meses tengamos unos dientes brillantes y hermosos.

2.SELFIE acerca de este progreso

Tomando una foto al principio y así sucesivamente, si lo hacemos de forma visual iremos viendo  mejor el progreso y eso nos animara y motivara para hacerlo.

  1. Utiliza una alarma para validar los tiempos correctos

El ajustar los tiempos de cuidado dental en tu teléfono en forma de alarma puede ser muy efectivo, así tu cerebro crea una relación efectiva con la actividad y la hace relevante.

5.Apóyate a ti mismo

Una de las mejores formas de cumplir con tus metas de salud dental es convencerte de que son realmente buenas ,que puedes causar una buena impresión o bien por conquistar a alguien, por sonreír más, no importa tanto cual sea nuestra meta sino que la tengamos siempre presente.

El azúcar es el alimento más peligroso para la boca infantil

Si hacemos una encuesta sobre los momentos más felices de nuestra vida, la gran mayoría de ellos se situarían en la infancia. La niñez es ese periodo de inocencia en la que el verbo disfrutar y la palabra felicidad ocupan el centro del universo. Pero también es verdad que es un periodo en el que es necesario adquirir una serie de hábitos como la visita temprana al dentista que facilitarán y mejorarán la vida en el futuro. La buena salud dental es un propósito que debe comenzar desde los llamados dientes de leche, que deben estar bien cuidados. Si estos dientes sufren de caries, se complica la salida de los dientes permanentes.

Los alimentos amigos

Desde el exterior, hay una serie de alimentos que facilitan el buen estado de los diente y  que ayudan a los dientes de los más pequeños:

—El queso es el alimento perfecto: tiene calcio y fósforo, ayuda a equilibrar el ph de la boca, reconstruye el esmalte dental y estimula la producción de saliva.

—La leche aporta calcio y vitamina D, que son fundamentales para la salud bucal.

—Las frutas y las hortalizas crudas como la zanahoria son buenos ya que sus fibras naturales hacen que al masticar más se produzca abundante saliva provocando que trabajen los músculos de la boca ensanchando los huesos y facilitando la salida de los dientes permanentes.

—La manzana contiene un antioxidante que hace una función anti bacteriana.

El principal peligro

Las caries son causadas por los ácidos creados por las bacterias de la boca que se producen después de comer, cuando éstas metabolizan los azúcares que provienen de los alimentos. Así pues, es fundamental inculcar los hábitos de higiene dental para prevenir este problema llamado caries. Es fundamental el cepillado nocturno puesto que  por la noche , cae la producción de saliva y si la dentadura no está limpia corremos el riesgo de sufrir caries. Y «un peligro añadido de las famosas chuches, es que al quedarse incrustados permanecen mucho tiempo pegados a los dientes,  supone un peligro si el niño no tiene costumbre de cepillarse los dientes». Además, el consumo excesivo de azúcares no sólo afecta la salud dental de los niños, sino que aumenta el riesgo de sobrepeso, diabetes o síndrome metabólico, entre otras enfermedades.

¿VALE LA PENA RESTAURAR LOS DIENTES DE LECHE SI IGUALMENTE SE VAN A CAER?

La mayoría de los padres que se encuentran ante la desagradable sorpresa de que su pequeño tiene caries se plantean el interrogante de si vale la pena reparar o tratar los dientes temporales de sus hijos tomando en cuenta que éstos serán reemplazados más adelante por los dientes permanentes, así que vamos a aclarar este tema hoy.

La dentición primaria o de leche , tiene diversas funciones, entre ellas la estética que es probablemente la que primero se nos pasa por la mente cuando pensamos en la sonrisa de nuestros hijos pero también la masticación ya sea para dar un mordisco a un sándwich con los dientes anteriores o triturarlo con los posteriores, lo cual constituye el inicio de la digestión al combinar el bolo alimenticio con la saliva. Por otra parte, los dientes juegan un papel  importante en la fonación ,  intenta pronunciar la letra “F”, por ejemplo, y te darás cuenta enseguida de que necesitas el contacto entre tus labios y tus dientes incisivos para emitir correctamente ese sonido.

Otro papel  muy importante de los dientes de leche es el de guardar el espacio para los dientes permanentes que los van a reemplazar. Es por eso que la pérdida prematura de un diente de leche ya sea por caries muy extensa, o por un golpe que produzca la caída del diente deja ese espacio libre durante mucho más tiempo del que estipuló la naturaleza, hasta que ocurra la erupción del diente nuevo.

Y hablando de la naturaleza, esta es tan sabia que reabsorbe las raíces de los dientes temporales y reutiliza esos mismos minerales para terminar de formar los dientes adultos. De esta manera, no sólo facilita la exfoliación de los deciduos, sino que también favorece la mineralización de los permanentes.

Un último factor a considerar es que los dientes permanentes van a  convivir  en la boca del niño con los dientes de leche durante la llamada dentición mixta, y cualquier enfermedad activa presente en los dientes primarios  como por ejemplo la caries puede pasar de uno a otro.

Teniendo en cuenta todo esto, resulta sencillo comprender por qué se deben cuidar tanto los dientes de leche desde el nacimiento de los niños. También es fundamental  buscar  un  odontólogo  respetuoso y conservador, que opte por  restaurar  los dientes primarios de nuestros hijos aunque estos se vayan a caer después de un tiempo.

LA DIABETE….

la-diabete